Otra realidad del día a día en nuestra sociedad, dentro de la conciliación de la vida familiar y laboral, es ocupar el espacio después de la actividad lectiva. Teniendo claro que lo ideal  sería que los niños coman con sus padres, con su familia, pero con el fin de facilitar a  las familias esa compatibilidad, el centro asume, con el esfuerzo de todos, especialmente con la generosidad de los profesores, dar respuesta al COMEDOR ESCOLAR .
No obstante, estamos convencidos de que el comedor escolar, bien atendido, también educa en los hábitos alimenticios, en la convivencia  y en la corresponsabilidad, y se tienen en cuenta las posibles peculiaridades de intolerancias alimenticias y culturales.
Este servicio a la comunidad educativa, acompañado de atención, de ocio y de tiempo libre, junto con el programa madrugadores, prolonga la estancia de los alumnos en el centro, que así lo necesiten, desde las 8:10h hasta las 16h (incluso hasta las 17h/18h si, además, alguno participa en actividades extraescolares).
Este servicio, gestionado por la empresa Disan Catering, ofrece un menú variado a lo largo de la semana, con precios muy ajustados, asequibles a todos los bolsillos (5’50€ días sueltos, 5’40€ cada día todos los días del mes).